La fábrica de GSK en Aranda de Duero pone el broche de oro a su 40º aniversario

En 1977, Sir Austin Bide, presidente de Glaxo desde 1973 a 1985, colocaba la primera piedra de la futura fábrica de GSK en Aranda de Duero. Un año antes, el laboratorio de control de la futura factoría se instalaba en el Convento de las Francesas en Aranda de Duero para formar al personal técnico. Parece mentira que ya hayan pasado 40 primaveras desde los orígenes de esta planta, considerada un centro de producción estratégico en el área de respiratorio de GSK no solo en España, sino en el mundo.

Este 2018 se cumplen 40 años del establecimiento de GSK en Aranda de Duero y de su actividad innovadora y liderazgo en la producción y suministro de productos farmacéuticos. Según el director del centro, Ismael de los Mozos, uno de sus principales hitos ha sido seguir creciendo año tras año, manteniendo la calidad de los productos. “Para conseguirlo, se han incorporado importantes e innovadoras tecnologías, como el Almacén de Gran Altura, en 1998, totalmente automatizado, que permite gestionar más de 300.000 movimientos anuales o la construcción del edificio EAGLE, en 2007, con el que GSK Aranda amplió su capacidad productiva”, explica.

La fábrica, inaugurada en 1978, solo trabajaba para el mercado español. En ese momento ya se producían cremas, jarabes, antibióticos inyectables, antibióticos orales, lociones, aerosoles y capilares. En 1982, la fábrica alcanza la cifra de 3,5 millones de unidades de producción y una década más tarde, inicia sus primeras exportaciones. El centro ha evolucionado enormemente desde entonces: ahora, el 95% de lo producido se exporta, se cuenta con casi 600 trabajadores y se fabrican alrededor de 179 millones de unidades al año.

A lo largo de estos años, los logros han sido muchos, pero el director recuerda especialmente uno de ellos: “Una fecha clave para este centro: 1981, el año en el que comenzamos a fabricar uno de los medicamentos más prestigiosos y reconocidos de GSK en el sector de respiratorio”. Se trata de uno de los inhaladores para pacientes con asma más importantes del mercado y uno de los productos más emblemáticos de GSK en España. Aunque la factoría se conoce por su papel en el área de respiratorio, también se dedica a la fabricación de comprimidos para combatir enfermedades como el párkinson, el VIH, el herpes, el tratamiento del dolor o la úlcera gástrica

La innovación responsable impregna Aranda

“La innovación en la fábrica de Aranda se manifiesta a través de nuestra posición como centro de producción encargado del lanzamiento de nuevos productos, especialmente en el área oncológica y el área de tratamiento del VIH”, explica Ismael de los Mozos. La compañía está comprometida con la innovación responsable y es que esta no solo se focaliza en la investigación de medicamentos y vacunas, sino que forma parte del ADN de GSK. 

“La innovación en la fábrica se manifiesta a través de nuestra posición como centro de producción encargado del lanzamiento de nuevos productos”

Por ello, la innovación también está presente en la forma en la que se trabaja en el centro. “Estamos desarrollando un proyecto piloto para la implantación de sistemas automatizados en el laboratorio: el proyecto LES; y, al mismo tiempo, trabajamos en la hoja de ruta electrónica para que toda la documentación de un lote esté completamente informatizada”.

Una celebración por todo lo alto

Se trata de uno de los mayores hitos de la compañía y se está celebrando como es debido. Desde la fábrica GSK Aranda de Duero se han organizado diversas actividades. Una de las primeras acciones que se llevaron a cabo fue la visita del programa Hoy por hoy de Cadena Ser a la fábrica. En febrero, los periodistas del programa se desplazaron en el día 40 del año hasta la factoría para conocer de primera mano cómo se trabaja en el centro. Otra de las iniciativas para la celebración ha sido el reto deportivo ‘40 vueltas alrededor de la Tierra’. ¿Cuál es el desafío? Recorrer 1.600.000 km, el equivalente al diámetro de la Tierra, multiplicado por 40, ya sea bien caminando, en bicicleta o con cualquier actividad deportiva. Si se logra, se donarán 4.000€ a la Asociación Española Contra el Cáncer, Cruz Roja, Save the Children y se comprarán productos de primera necesidad en beneficio de UNICEF.

Además, GSK también organizó el pasado 9 de junio la carrera nocturna GSK Night Run 40 Aniversario. El evento deportivo cubrió el cupo de participantes previsto y se destinaron los 2.000€ de la recaudación a Cáritas Aranda, AFAR y Save The Children. Pero las actividades no se acaban aquí, ya que hay muchas otras que se han ido desarrollando y se desarrollarán durante estos meses: un torneo multideporte entre colegios, una sesión de cine infantil, una barbacoa con música en directo, concursos de pintura rápida y fotografía, una jornada solidaria y ciclo de conferencias, una exposición fotográfica, participación en la feria Fiduero 2018, un acto con autoridades y diversos eventos y visitas con empleados y antiguos trabajadores

La seña de identidad de GSK Aranda

“Celebrar 40 años de actividad es un reconocimiento a todas y cada una de las personas que han formado y forman parte de esta planta de producción”

Sin duda, los empleados han sido una pieza clave en el engranaje de la fábrica. Las personas han sido, son y serán el valor diferencial de GSK Aranda de Duero, porque sin ellos no hubiera sido posible celebrar estos 40 años de investigación, desarrollo e innovación responsable.

“Celebrar 40 años de actividad es un reconocimiento a todas y cada una de las personas que han formado y forman parte de esta planta de producción”, destaca el director, “el compromiso, flexibilidad y pasión que demuestran las mujeres y hombres que han trabajado y trabajan en nuestra planta son la clave de nuestra evolución año a año y son nuestra seña de identidad”. 

Mirando hacia el futuro, Ismael de los Mozos tiene claro que el reto de GSK Aranda de Duero es seguir siendo una factoría de referencia en las 2 formas farmacéuticas del área de respiratorio: líquidos inhalados y aerosoles, y manteniendo la capacidad estratégica en el área de comprimidos. “Creemos que, manteniendo los altos índices de calidad, seguridad, servicio y coste que presentamos actualmente, lograremos ser competitivos y estar listos para nuevas oportunidades en el futuro”. 

Tags relacionados

Volver arriba