Comprometidos con el cuidado del planeta para un futuro más sostenible

El crecimiento demográfico, la sobreexplotación de recursos naturales y el calentamiento global son algunos de los principales retos que afronta nuestro planeta. En la actualidad, el planeta soporta la presión de más de 7.500 millones de personas, según datos de la ONU, con una previsión de hasta cerca de 10.000 millones de personas para el año 2050. Tomando en consideración estos datos, nos encontramos frente al desafío de cubrir las necesidades futuras de todos los habitantes del planeta, por lo que es indispensable el compromiso de todos en cuestión de responsabilidad ambiental, incluyendo el de las empresas

Hemos sido nombrados la primera compañía del sector de la salud y la quinta en la clasificación global que más respeta al medio ambiente, según un ranking elaborado por la revista Corporate Knights

En este sentido, en GSK estamos comprometidos con garantizar el bienestar a las personas, pero también con la protección del medioambiente y la minimización del impacto de nuestra actividad en este. Gracias a las diferentes medidas que aplicamos para ello, hemos sido nombrados la primera compañía del sector de la salud y la quinta en la clasificación global que más respeta al medio ambiente, según Corporate Knights, una revista que publica anualmente un ránking con las cien empresas más sostenibles del mundo.

Nuestra responsabilidad ética

La contribución de las empresas para enfrentar los desafíos de la sociedad y el planeta es fundamental. Por ello, en GSK nos esforzamos cada día por desarrollar nuestro trabajo de manera responsable y ética, para lograr nuestro objetivo de proteger a las personas y el medioambiente.

En GSK nos esforzamos cada día por desarrollar nuestro trabajo de manera responsable y ética, para lograr nuestro objetivo de proteger a las personas y el medioambiente

Asimismo, contamos con una larga trayectoria en nuestro compromiso con el medioambiente, siendo desde 1999 la primera compañía farmacéutica en España en adherirnos al sistema EMAS (Eco-Management and Audit Scheme), directiva de gestión y auditoría medioambientales de la Unión Europea. En la misma línea, en 2014 fuimos la sexta empresa en España y la primera del sector farmacéutico en obtener el certificado de Empresa Saludable que concede la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR). Esta acreditación nos certifica como “Empresa Saludable” de acuerdo a los criterios de ambiente de trabajo saludables establecidos por la OMS y acredita nuestro compromiso con la protección de la salud, el bienestar y la seguridad de todas las personas que forman parte de GSK.

Nuestros objetivos medioambientales para cuidar el planeta

En GSK contamos con una serie de objetivos medioambientales definidos en todas nuestras unidades de negocio, nuestros centros de producción en Aranda de Duero y Alcalá de Henares, así como nuestro centro de I+D en Tres Cantos, para disminuir las emisiones de carbono, mejorar el uso de recursos hídricos y reducir la generación de residuos.

Esto último lo llevamos a cabo bajo nuestra premisa: eliminar, reutilizar, reciclar y generar energía a partir de los residuos, siguiendo las directrices de la “Economía circular”. De modo que producimos lo mínimo indispensable a partir de materiales biodegradables, reutilizamos aquellos elementos que no pueden regresar al medioambiente y reciclamos siempre que sea posible.

Tags relacionados

Volver arriba