Acompartir y GSK: “Queremos que las personas en riesgo de exclusión social también puedan recibir y estrenar productos de cuidado de la salud”

Según los últimos datos de la RED Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), 12,9 millones de personas viven en riesgo de pobreza y exclusión social en nuestro país. Para contribuir a mejorar esta situación, muchas instituciones y compañías del sector de la alimentación donan sus excedentes para luchar contra el desperdicio alimentario; pero ¿qué podemos hacer con los productos no alimenticios? GSK, consciente de la importancia de la higiene, dona parte de sus productos por tercer año consecutivo a Acompartir, una organización sin ánimo de lucro creada para ayudar a entidades solidarias a recuperar productos nuevos no alimentarios.

En 2017, GSK realizó dos donaciones de productos de higiene oral y personal. Por un lado, en octubre donó un total de 15.785 productos: champús y pastas de dientes, valorados en 8.879 euros. La segunda donación, realizada en diciembre, ha sido la más grande hasta la fecha: se donaron 57.360 pastas de dientes, lo que se traduce en un total de 99.546 euros. 

En 2017, GSK ha donado el mayor número de productos invendibles hasta la fecha.

Todos estos productos que GSK ha donado irán destinados a diferentes entidades sociales con las que colabora la Fundación Acompartir, entre ellas: Caritas, la ONG Cesal o la Fundación Recal. “Recibimos todo tipo de productos de higiene personal, pero los más demandados por las entidades colaboradoras son los que nos ha facilitado GSK: pasta de dientes y champú” afirma Leticia López-Cotelo, co-Fundadora y directora de la Fundación Acompartir.

Invendidos” es el nombre que reciben “los productos nuevos no alimentarios que no se pueden lanzar al mercado, ya sea por mal embalaje o por estar fuera de serie” explica Leticia, y añade que “queremos que las personas en riesgo de exclusión social también puedan recibir y estrenar productos, no solo de segunda mano. Eso les devuelve la dignidad”.

“Queremos que las personas en riesgo de exclusión social también puedan recibir y estrenar productos, no solo de segunda mano. Eso les devuelve la dignidad.”

GSK y Acompartir, una unión solidaria

La historia entre Acompartir y GSK empezó en 2015, año en que nació la Fundación. “GSK se puso en contacto con nosotros para hacer la primera donación, formando parte del proyecto desde nuestros inicios. Desde entonces hemos estado colaborando cada año”, explica Leticia. Además, añade que “para Acompartir es muy satisfactorio tener acuerdos con empresas tan importantes como GSK porque nos da un gran empujón para seguir adelante y mejorar la calidad de vida de millones de personas en España”.

GSK, en su último donativo, además de batir su récord de concesión de productos, ha ido más allá y ha facilitado el transporte para distribuir los invendidos. “Es un gran gesto que dice mucho acerca de la acción de responsabilidad social de GSK” admite Leticia.

El primer banco de nuevos productos no alimentarios

Acompartir se define como la primera fundación intermediadora entre las grandes empresas y las entidades sociales de productos nuevos no alimentarios. “Nuestro objetivo es dotar de una segunda vida solidaria a aquellos productos invendibles que no puedan salir al mercado” explica Leticia. A parte de ayudar a las empresas a ser socialmente responsables con sus productos, también ayudan al cuidado del medioambiente evitando la destrucción de estos excedentes. “Estimamos que en España cada año se desechan alrededor de 400 millones de euros de invendidos” lamenta Leticia.

“Nuestro objetivo es dotar de una segunda vida solidaria a aquellos productos invendibles que no puedan salir al mercado”

Durante estos casi cuatro años, más de un millón de personas se han beneficiado de la iniciativa de Acompartir y las toneladas de invendidos que reciben sube año tras año. Aunque hayan destinado productos fuera de nuestras fronteras- como en Perú o en la India- el equipo de Acompartir quiere seguir focalizando su actividad en España: “Tan solo recogemos el 1% de todo lo que se llega a desechar al año. Aún queda mucho que hacer en nuestro país” admite Leticia.

GSK, fiel a su compromiso social, lleva a cabo otras acciones solidarias, como el programa Trek for Kids o la Orange United Week, una semana solidaria con numerosas actividades recaudatorias. Ambas son iniciativas en el marco de la alianza que sostiene GSK con Save the Children desde el año 2013.

La iniciativa de GSK con Acompartir y su compromiso por donar más productos año tras año es una muestra más del deber de la compañía con la sociedad para mejorar su calidad de vida. Seguimos trabajando para que la gente pueda hacer más, sentirse mejor y vivir más tiempo.

Tags relacionados

Volver arriba