¿Sabías que el 40% de la población española sufre sensibilidad dental y problemas de encías?

Según un estudio sobre salud bucodental elaborado por GSK Consumer Healthcare, un 40% de la población española sufre sensibilidad dental y problemas de encías. Una doble condición que puede comprometer la salud bucodental de quien convive con esta realidad. La sensibilidad dental aparece cuando la dentina expuesta entra en contacto con estímulos fríos, calientes, dulces o ácidos o cuando nos cepillamos los dientes. Evitar esas zonas con el cepillado puede derivar en acumulación de placa bacteriana y, con ello, aparecer los consiguientes problemas de encías.

Para saber más acerca de esta doble problemática, hablamos con la odontóloga Elisa Vargas.

¿Qué problemas de salud oral te preocupan más hoy en día como odontóloga?

Una de mis mayores preocupaciones, tanto por las consecuencias como por el alto número de pacientes que lo presentan, es la sensibilidad dental y/o problemas de encías no paliados, ya que son los primeros síntomas y aviso de complicaciones mayores si no se inicia su abordaje adecuado a tiempo.

¿En qué medida las personas con sensibilidad dental ignoran estos dos problemas? 

Existe un gran desconocimiento en torno a ellos. Muy frecuentemente atiendo visitas que llegan a consulta acusando sensibilidad dental e incluso con problemas de encías avanzados a los que han restado importancia. Lo interpretan como leves molestias que pueden tolerar o simplemente un enrojecimiento natural de la encía. Más allá de la realidad, estos primeros indicios pueden traer consigo complicaciones futuras.

¿Te preocupa que los ignoren?

Me preocupa mucho, fundamentalmente, que una persona acuda en un estado avanzado de la enfermedad como es la periodontitis, que pueda conllevar a tratamientos más prolongados. Es necesario darle la merecida importancia a la salud bucodental a lo largo de la vida para no incurrir en enfermedades graves en edad adulta.

¿Qué puede pasar si se ignoran estos problemas?

En todo caso, si se ignoran estos problemas, nunca mejorarán. Si no se abordan adecuadamente, con el tiempo la enfermedad progresa, se retraen las encías y, por lo tanto, aumenta la sensibilidad, ya que la capa interna del diente llamada dentina, queda expuesta, y con las bebidas, comidas azucaradas, acidas, frías o calientes e incluso por respirar aire frío, aparece el dolor. Este puede llegar a ser el menor de los problemas si tenemos en cuenta evoluciones mayores de la enfermedad, que, aunque en un menor porcentaje, puede llegar a ocasionar la pérdida de los dientes.

¿Cómo puede saber la gente si tienen sensibilidad dental y problemas de encías? ¿Qué síntomas pueden experimentar?

Un pinchazo localizado, de corta duración, que cesa cuando el estímulo que lo provoca desaparece, suele ser indicativo de sensibilidad. En cambio, cuando la encía presenta un color rojizo y existe una acumulación de placa, se trata de problema en las encías. El problema es que muchas veces pasa inadvertido porque no causa molestia en fases iníciales.

 

“Es necesario concienciar al paciente de la gravedad de la situación y de la necesidad de aliviar el problema de raíz ante las consecuencias irreversibles a las que nos puede llevar en los casos más graves.”

 

¿Qué le dirías a una persona que alega que sus síntomas no son suficientemente graves o severos como para usar un producto específico?

Es necesario concienciar al paciente de la gravedad de la situación y de la necesidad de aliviar el problema de raíz ante las consecuencias irreversibles a las que nos puede llevar en los casos más graves. 

¿Qué recomendarías para aliviar la sensibilidad dental y también potenciar la salud de sus encías?

Mi consejo es acudir al dentista para recibir una correcta evaluación del caso, y que sea este quien aconseje un tratamiento adecuado, además de cepillar los dientes dos veces diarias, con un dentífrico clínicamente probado, como Sensodyne Sensibilidad & Encías, que, gracias al fluoruro de estaño, crea una capa protectora evitando de esta forma la sensibilidad y además elimina la placa, potenciando la salud de las encías. También es recomendable el uso de un cepillo suave y adicionalmente de cepillos interproximales o de encías.

 

Tags relacionados

Volver arriba