Descubre cómo ser más innovador escuchando a los consumidores

“¡Me acabé comiendo el entrante a la vez que comía el postre!”

Mita Shaha, que trabaja en nuestra área de Consumer Healthcare, nunca olvidará las palabras que escuchó cuando conoció a una paciente que usaba prótesis dental: “Saborear una sopa de cebolla francesa mientras se disfruta de un pudin de chocolate es una sensación poco agradable”. Mita trabaja para que ningún consumidor tenga que experimentarla, escuchándolos y ayudando a rediseñar los productos de salud bucodental para que estén más adaptados a las necesidades de las personas.

“El consumidor está en el centro de todo lo que hacemos”

Mita Shaha, centro de innovación de Consumer Healthcare en Weybridge, Reino Unido.

“El consumidor está en el centro de todo lo que hacemos” explica Mita, que trabaja en nuestro equipo de cuidado dental y boca seca, con sede en nuestro centro de innovación de Consumer Healthcare en Weybridge, Reino Unido.

Preguntando a nuestros consumidores qué es lo que realmente les importa y, gracias a sus respuestas, podemos seguir innovando y evolucionando en nuestros productos. Además, no solo aplicamos nuestra ciencia a mejorar los productos en sí mismo; sino también a desarrollar la forma en que se administran. Ya sean productos para el cuidado de las prótesis dentales o un gel para el alivio del dolor; presentarlos en el envase más adecuado es esencial para una buena experiencia del consumidor.

Mejorando nuestros productos

Escuchando a los consumidores y sus experiencias, identificamos un importante desafío para el equipo de Consumer Healthcare: cambiar la distribución de nuestro popular producto adhesivo para prótesis dentales con el objetivo de facilitar su uso y solucionar la acumulación de los molestos trozos de comida.

Nuestra investigación evidenció que el 82% de las personas que utilizan prótesis dentales piensan que es importante que su adhesivo evite que los alimentos queden bajo ellas, lo que hace evidente el impacto que tiene en su día a día el uso de la prótesis.

Mita todavía recuerda a un consumidor que estuvo usando prótesis dentales durante diez años sin decírselo a su pareja. Es fundamental identificar y centrarse en las necesidades del consumidor para poder mejorar su calidad de vida.

Después de haber recogido esta idea inicial, el equipo pasó cuatro años trabajando para adquirir los conocimientos necesarios (tanto cualitativos como cuantitativos) de los consumidores que usaban prótesis dentales para probar nuevas formas de presentación de los adhesivos para prótesis dentales (la sustancia adhesiva que ayuda a fijar la prótesis en su lugar).

Para ello, utilizamos nuestro panel Consumer Sensory Labs and Health Hub (una comunidad digital de consumidores de todo el mundo que participa en pruebas conceptuales y focus groups) para recopilar ideas innovadoras sobre el rediseño de los productos de Consumer Healthcare.

En base a estas ideas, nuestros científicos rediseñaron la boquilla de Corega Max Seal, para desarrollar un conducto más estrecho y que el adhesivo fuera más fácil de usar y controlar. “Gracias a que identificamos esta necesidad no satisfecha, la boquilla rediseñada y desarrollada por nuestros científicos mejorará la experiencia diaria del consumidor” explica Mita.

Pero no solo escuchamos la opinión de nuestros consumidores sobre prótesis dentales, sino sobre todos nuestros productos y también sobre los envases en los que los presentamos.

Otro caso similar ocurrió cuando nuestro equipo de Consumer Healthcare descubrió que a las personas les resultaba complicado aplicar Voltadol, un tratamiento tópico antinflamatorio. Tener que lavarse las manos después de aplicar el producto hacía que algunos consumidores optaran por pastillas en lugar de por el gel para aliviar el dolor. Por esta razón, buscamos adaptar el envase de forma que se facilitara la aplicación del producto.

La Gerente de Desarrollo de Packaging Sylvain Fradin forma parte del equipo que se encuentra detrás del proyecto del nuevo aplicador de Voltadol, que permite a los consumidores aplicar el gel sin llegar a tocarlo.

“Aplicamos diferentes criterios para ayudar a desarrollar y redefinir los formatos de aplicación, pero lo que realmente nos ayudó a definir el producto final fue la opinión de los consumidores sobre su experiencia”

Sylvia Fradin, Gerente de Desarrollo de Packaging, GSK Consumer Healthcare.

Al trabajar con focus groups y realizar visitas a domicilio, Sylvain y su equipo comenzaron a comprender los comportamientos del consumidor asociados al uso de Voltadol; no solo la aplicación de este, sino también cómo se envasa y se transporta de un sitio a otro. Por ejemplo, gracias a ello, el equipo descubrió que Voltadol podía derramarse cuando se llevaba en un bolso. Esto dio lugar a la función adicional de una tapa que evita que el paquete se llegue a abrir y se derrame.

Aunque la tapa sea diferente, el tubo y la fórmula del producto siguen siendo los mismosGracias a ello, los consumidores se beneficiarán del mismo alivio del dolor de Voltadol pero en un formato más cómodo.

Nunca pierdas la curiosidad

“Soy muy curiosa y me encanta hacer preguntas”, dice Mita, “es esta curiosidad la que me permite comprender mejor a los consumidores”. Mita sugiere que una tendencia interesante sobre el futuro de Consumer Healthcare es toda la información que podemos recibir a través de una serie de plataformas digitales, desde encuestas online de Google hasta herramientas de escucha social.

“A través de las nuevas tecnologías, que son más rápidas, eficientes y pueden llegar a cualquier persona en este mundo hiperconectado” dice Mita, “podemos aprovechar nuestra curiosidad para detectar exactamente qué es lo que los consumidores necesitan”.

 

Puedes acceder al artículo original en Behind the Science.

Tags relacionados

Volver arriba