Uso de primates no humanos

Algunos de los casos en los que se hace necesario emplear a primates no humanos son el descubrimiento de medicamentos para enfermedades como el VIH / SIDA, la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, ciertas formas de hepatitis viral y para probar la seguridad y la calidad de algunas vacunas.

La investigación que hacemos sobre primates no humanos se reduce al mínimo. Menos del 0,2% de los animales que usamos en nuestros estudios son primates no humanos.

Cuándo usamos primates no humanos

Nuestra política requiere que los primates no humanos solo se usen en proyectos de investigación si ninguna otra especie es apropiada para los propósitos del programa.

Ocasionalmente, los primates no humanos pueden ser los únicos animales donde la anatomía y/o fisiología de una enfermedad sea equivalente a la de los humanos, y/o se desarrolle una enfermedad similar. Además, a veces solo los primates humanos y no humanos se verán afectados o responderán a un posible medicamento o vacuna. Por ejemplo, un nuevo medicamento puede basarse en una molécula producida por primates, incluidos los humanos, y sería destruido por el sistema inmunológico de otras especies.

Entonces, en ciertos casos, debemos realizar pruebas en primates no humanos antes de decidir si iniciar ensayos en humanos. Además de evaluar la eficacia y la seguridad, dichas pruebas incluirán la evaluación de cómo se absorben, distribuyen, metabolizan y excretan nuevos medicamentos potenciales. Además, pueden ser necesarios para pruebas de seguridad y pruebas de calidad de algunas vacunas.

También hay algunas situaciones en las que tenemos que probar las vacunas que ya produjimos en primates no humanos para asegurarnos de que cada lote sea efectivo y seguro para su uso. Estos casos siempre están guiados por regulaciones nacionales o requisitos científicos y se reducen al mínimo.

De dónde vienen nuestros primates no humanos

Utilizamos primates no humanos que han sido criados específicamente para su uso en investigación. Solo usaríamos primates capturados en la naturaleza en circunstancias excepcionales y solo con autorizaciones específicas de las autoridades correspondientes.

Uso de grandes primates en investigación

A finales de octubre de 2008, presentamos voluntariamente una nueva política que establece que ya no realizaríamos estudios ni financiaríamos estudios con grandes primates. Los grandes primates son un subgrupo de primates no humanos que cubre gorilas, chimpancés, orangutanes y bonobos. En la gran mayoría de los estudios biomédicos se han estudiado chimpancés.

Reconocemos que estos estudios con chimpancés han jugado un papel vital en la comprensión de muchas enfermedades que afectan a los humanos, específicamente enfermedades infecciosas como la hepatitis C y el VIH / SIDA.

Sin embargo, debido al avance de los modelos animales y otras técnicas en la investigación biomédica, el uso de grandes primates ya no es necesario.