Comprobar la efectividad de un fármaco en condiciones cotidianas de la práctica clínica habitual ya es posible. GSK ha desarrollado una metodología de ensayo clínico innovadora que nos permite ir un paso más allá y conocer el impacto del tratamiento en condiciones habituales de la práctica clínica: el ensayo de efectividad Salford.

Menos de cinco minutos. Es el tiempo que puede tardar un médico en ponernos una vacuna. Sin embargo, su proceso de fabricación puede durar desde meses hasta años. Se trata, pues, de un largo viaje donde participan una infinidad de investigadores y profesionales sanitarios.

La importancia de la investigación científica para el desarrollo económico de un país es indudable.

Volver arriba