Vacunas

Nuestra línea de negocio de Vacunas tiene el portfolio más amplio de la industria con vacunas para 21 de las 31 enfermedades que actualmente se pueden prevenir mediante vacunación, y para cada etapa de la vida de las personas, desde bebés, a adolescentes, adultos, viajeros y personas de avanzada edad.

Este negocio cuenta con 15 vacunas en desarrollo, incluida una vacuna candidata contra el herpes zóster, y produce y distribuye más de 2 millones de vacunas diarias a personas de 170 países.

En 2015, esta área supuso una aportación de 4.300 millones de euros, 15% del volumen de negocio total de GSK.

Nuestra amplia cartera de 39 vacunas previene enfermedades como hepatitis A, hepatitis B, difteria, tétanos, tos ferina, sarampión, paperas, rubeola, polio, tifoidea, gripe y meningitis bacteriana.

En marzo de 2015 completamos la transacción con Novartis que da nueva forma a nuestro negocio.

Adquirimos la división de Vacunas de Novartis (excepto las vacunas de la gripe) y combinamos nuestros negocios de Consumer Healthcare para crear una nueva empresa. Por su parte, Novartis adquirió nuestro portfolio de Oncología comercializado y las actividades de I+D relacionadas con él.

Ventas por producto
 €m
Rotavirus 417
Neumococo 381
Gripe 268
Meningitis 275
Tétanos, difteria y tos ferina 1.091
Hepatitis 540
Otros 685

 

Nuestro mercado

La vacunación está reconocida en todo el mundo como una de las mejores inversiones que cualquier gobierno u organización sanitaria puede realizar. En 2012, la Organización Mundial de la Salud y sus 194 estados miembros publicaron un plan de actuación en materia de vacunación con el objetivo de prevenir millones de muertes en 2020.

Esto implica un acceso más equitativo a las vacunas existentes para las personas de todas las comunidades, la introducción de vacunas nuevas y mejoradas, y la agilización del desarrollo de la nueva generación de vacunas y tecnologías. En total, esto se traduce en un incremento de la demanda mundial de vacunas en los próximos 10-15 años.

Nuestra estrategia

Creemos que protegernos de enfermedades que suponen un riesgo para la vida se traduce en una mejora de la salud no solo de los individuos sino también de las comunidades en las que viven.

Actualmente, 4 de cada 10 niños del mundo recibe al menos una vacuna de GSK para protegerse de infecciones potencialmente mortales. Sin embargo, 22 millones de niños procedentes de entornos con bajo nivel de ingresos y países menos desarrollados siguen sin poder acceder a ningún tipo de vacuna.

Para poder llegar a las personas que podrían beneficiarse de la vacunación, debemos asegurarnos de enfocar nuestra actividad al desarrollo, fabricación y distribución de nuestras vacunas.

Desde principios de los años noventa, hemos realizado grandes esfuerzos para apoyar a los gobiernos en sus iniciativas de invertir a largo plazo en inmunización. Nuestro enfoque de ‘precios por categorías’ ofrece una mayor flexibilidad, pues se basa en la riqueza y el poder adquisitivo de cada país. Nuestro objetivo es ayudar a aquellos países con un compromiso de vacunación a largo plazo, y permitirles mantener y ampliar su compromiso de inmunización a medida que sus economías se vayan desarrollando.

En el caso de los países menos desarrollados, trabajamos junto a GAVI (Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización) y UNICEF. Estas organizaciones se benefician de poder comprar grandes volúmenes de vacunas para los niños más pobres del mundo a nuestros precios más bajos. Algo más de un 70% de nuestras vacunas se destina a los países en desarrollo y con ingresos medios y bajos.

Asimismo, un tercio de nuestras vacunas en desarrollo se centran en enfermedades especialmente predominantes en los países en desarrollo, incluidas las tres prioridades en enfermedades infecciosas de la OMS: el VIH, el paludismo y la tuberculosis.

Calidad y fabricación

En 2015, distribuimos más de 690 millones de dosis de vacunas. Estas se fabrican en una de nuestras 17 plantas de producción distribuidas por todo el mundo. En el caso de algunas de nuestras vacunas, el proceso de producción puede llevar hasta dos años.
Como media, cada lote de vacunas se habrá sometido a más de 100 controles de calidad antes de su envío con el fin de garantizar que cumplen con los estándares internacionales. Cada una de nuestras vacunas se produce conforme al mismo estándar de calidad, con independencia del lugar del mundo en que vaya a utilizarse.

Realizamos inversiones continuas en nuestras plantas de fabricación, mejorando los procesos y creando colaboraciones que nos permitan hacer frente a la creciente necesidad mundial de vacunas de alta calidad.

Investigación y colaboración

Los avances científicos son fundamentales para nuestra capacidad de innovar, y por eso seguimos invirtiendo en proyectos científicos destinados a descubrir y desarrollar nuevas vacunas, tanto para proteger contra enfermedades para las que aún no hay vacunas disponibles como para aquellas para las que ya existen. Esta investigación incluye nuestras iniciativas de búsqueda de nuevas vacunas contra la malaria, el VIH y la tuberculosis.

También pretendemos solventar las dificultades que supone transportar las vacunas hasta comunidades lejanas ya que, en la actualidad, deben mantenerse a temperaturas bajas constantes durante todo el proceso de suministro y transporte.

Hoy en día mantenemos más de 100 acuerdos solo en materia de I+D, y contamos con un extenso historial de colaboraciones con gobiernos, proveedores sanitarios, organismos reguladores, instituciones académicas, organizaciones no gubernamentales, productores de vacunas y otros actores clave con el objetivo de abordar los desafíos sanitarios que plantean las comunidades más necesitadas del mundo.