Medicamentos de prescripción

Nuestro negocio de Farma desarrolla medicamentos para el tratamiento de una amplia gama de enfermedades agudas y crónicas. Nuestro portfolio está compuesto por medicamentos en varias áreas diferentes como cardiovascular, inmunoinflamación, VIH y respiratorio, donde nos posicionamos como líderes mundiales, y productos establecidos.

Hemos sido líderes en Respiratorio durante más de 40 años y contamos con un portfolio de productos maduros. En los últimos años, hemos fortalecido y ampliado nuestro portfolio en el área de Respiratorio con la adición de nuevos medicamentos incluyendo un corticosteroide inhalado (ICS) y nueva combinación de dos broncodilatadores compuesta por umeclidinio (UMEC), un antimuscarínico de larga duración (LAMA), y vilanterol (VI), un beta 2 agonista de larga duración (LABA).

Nuestro negocio de VIH se gestiona a través de ViiV Healthcare, una compañía global especializada en VIH de la que somos socios mayoritarios, con Pfizer y Shionogi. ViiV Healthcare es hoy una empresa líder a nivel mundial en VIH y ha tenido un éxito significativo con la aprobación regulatoria y el lanzamiento de nuevos medicamentos. ViiV Healthcare tiene en desarrollo clínico más medicamentos antirretrovirales.

Más allá de Respiratorio y  VIH, tenemos un amplio portfolio de productos farmacéuticos para el tratamiento de enfermedades como lupus, hiperplasia benigna de próstata, diabetes tipo 2 y las infecciones bacterianas.

En los últimos seis años hemos construido un negocio de Oncología con varias aprobaciones regulatorias y lanzamientos de productos globales. Como parte de la transacción con Novartis, hemos acordado desinvertir en las actividades de I+D relacionadas con nuestro portfolio de productos oncológicos comercializados, así como en nuestros derechos sobre el inhibidor AKT. Esto representa una oportunidad única para cristalizar el valor para los accionistas y aprovechar la escala global que Novartis tiene en esta área terapeútica para mejorar el acceso de los pacientes.

Además, tenemos un Portfolio de Productos Establecidos (EPP, en sus siglas en inglés), que incluye más de 50 productos fuera de patente, así como nuestro negocio de genéricos de marca y otros productos locales. Estos productos son una parte importante de nuestro negocio en los mercados emergentes donde la marca GSK es un diferenciador importante.

Ventas por área terapéutica (2015)
 €m
Respiratorio 6.777,82
Oncología 301,10
Cardiovascular, metabolismo y urología 1.013,12
Inmuno-inflamación 310,65
Otras 2.597,45
ViiV Healthcare (VIH) 2.742,28
Productos establecidos 2.985,57

Nuestro mercado

El mercado farmacéutico mundial es un mercado amplio. Durante los últimos años, las mayores áreas de crecimiento se han centrado en los mercados emergentes y las regiones de Asia-Pacífico.

Se espera que esta tendencia de aumento de la demanda continúe a medida que crezca la población mundial, que las economías de los mercados emergentes prosperen y que los cambios globales en cuanto a estilo de vida se reflejen en la salud a largo plazo.

Nuestra estrategia

Nuestra línea de negocio de Productos Farmacéuticos genera valor por medio de la investigación, desarrollo y fabricación de productos innovadores, asegurándose de que sean lo más accesibles posible para países con todos los niveles de ingresos y desarrollo.

Si bien seguimos teniendo una sólida presencia en los mercados de países desarrollados, como Estados Unidos y los países de la Unión Europa, también estamos aumentando nuestra inversión en los mercados emergentes, incluida África, una región en la que observamos un considerable potencial de crecimiento.

Nuestras franquicias

Nuestra línea de negocio de Productos Farmacéuticos está compuesta por siete franquicias, cada una de las cuales está centrada en un área de investigación específica: enfermedades respiratorias; VIH; enfermedades inmunoinflamatorias e infecciosas; enfermedades cardiovasculares, metabólicas y neurociencia; oncología; dermatología y enfermedades raras.  

Durante los últimos 40 años, hemos invertido más en la investigación de productos para enfermedades respiratorias que cualquier otra empresa. Desarrollamos nuestro primer tratamiento para el asma en la década de 1960 y, desde entonces, sigue siendo una parte importante de nuestra cartera de productos para enfermedades respiratorias, generando unas ventas globales de más de 880 millones de euros en 2014. Nuestra cartera de fármacos respiratorios supuso aproximadamente la cuarta parte de nuestro volumen total de negocio en 2014. Continuamos desarrollando  y reforzando nuestro portfolio respiratorio con la aprobación en 2014 de dos nuevos productos.

Nuestra línea de negocio de medicamentos para el VIH ha crecido desde los inicios; en concreto, desde que creamos el primer tratamiento para VIH/SIDA en la década de 1980. En la actualidad, el volumen de negocio y las ventas de nuestros fármacos para el VIH (15.000 millones de libras en 2014) se gestionan a través de ViiV Healthcare, una empresa conjunta con Pfizer y Shionogi de la que somos el socio mayoritario.

La empresa continua construyendo su portfolio basado en dolutegravir con el conocimiento de un régimen de comprimido único y cuenta con una serie de posibles nuevos productos en desarrollo para el VIH.

En los últimos seis años hemos construido un negocio de Oncología muy importante y hemos tenido varias aprobaciones regulatorias y lanzamientos de productos. Como parte de la transacción con Novartis, hemos acordado desinvertir en nuestro portfolio de Oncología comercializado,  en las actividades de I+D relacionadas con él y en los derechos relacionados con nuestros inhibidores AKT actualmente en desarrollo. Esto representa una oportunidad única para cristalizar el valor para los accionistas y aprovechar la escala global que Novartis tiene en esta área para mejorar la salud de los pacientes.

Franquicias aparte, contamos también con una serie de productos consolidados, algunos de los cuales no disponen de patente. Estos productos, que pertenecen a lo que denominamos nuestra Portfolio de Productos Establecidos o EPP (del inglés, Established Products Portfolio), por lo general no se promocionan en los Estados Unidos y Europa, pero continúan siendo una parte importante de nuestro negocio en los mercados emergentes.

Centrados en los mejores avances científicos

Si queremos seguir descubriendo nuevos fármacos y hacerlos llegar a los pacientes que los necesitan con la mayor rapidez posible, debemos invertir en investigación y desarrollo (I+D). En 2015, más del 74% (2.700 millones de euros) de nuestro gasto total en I+D (3.660 millones de euros) se invirtió en la búsqueda de nuevos productos farmacéuticos. Nuestra estrategia se basa en aumentar la productividad en I+D y mejorar el índice de innovación a la vez que controlamos nuestros costes.

El camino hacia el descubrimiento y desarrollo de nuevos fármacos es largo, costoso y está sujeto a altos índices de fracaso. Más información sobre el descubrimiento de nuevos fármacos.

Estamos explorando distintos enfoques para promover —y agilizar— la innovación en nuestros centros de investigación. Tras haber transformado el modelo de I+D industrializado convencional, nuestros científicos ahora trabajan en unidades de menor tamaño centradas en áreas específicas de investigación. Esto fomenta el espíritu emprendedor y la responsabilidad. A estos grupos se les asigna la tarea de buscar las dianas biológicas que intervienen en la enfermedad para luego crear moléculas o productos biofarmacéuticos que, finalmente, se convertirán en nuevos fármacos.

También somos conscientes de que no podremos descubrirlo todo en nuestros propios laboratorios y de que debemos asociarnos con otras empresas, instituciones académicas y organizaciones dedicadas a la investigación. Actualmente mantenemos colaboraciones en materia de investigación con más de 3.000 organizaciones externas, y esta cifra aumenta cada año.

Además, tenemos la responsabilidad de dar respuesta a las expectativas de la Sociedad, invirtiendo en áreas con especial dificultad para la ciencia o en las que el modelo de negocio convencional de financiar la innovación podría no ser relevante; un ejemplo son nuestras iniciativas de investigación de antibióticos. Somos también una de las pocas empresas farmacéuticas que mantienen iniciativas de investigación en las tres enfermedades consideradas como prioritarias por la Organización Mundial de la Salud: VIH/SIDA, tuberculosis y malaria.