Invertir en los países menos desarrollados

Hemos adquirido el compromiso de reinvertir un 20% de nuestros beneficios en mejorar la infraestructura sanitaria de los países menos desarrollados del mundo

La escasez continuada de personal sanitario cualificado en los países más pobres del mundo se reconoce como uno de los principales impedimentos para que exista un buen nivel de salud. Una comunidad de trabajadores sanitarios perfectamente cualificados y con el apoyo necesario podrá proporcionar tratamiento eficaz a enfermedades infantiles comunes y formación en materia de salud a cerca de 500 niños en un año.

En los países menos desarrollados del mundo, hemos adquirido el compromiso de reinvertir un 20% de nuestros beneficios en mejorar su infraestructura sanitaria. Esta inversión contribuirá hasta alcanzar el objetivo más amplio de todos nuestros programas de inversión en comunidades: mejorar el acceso a la atención sanitaria para 20 millones de personas desabastecidas en 2020 (respecto de 2012).

El material infográfico (PDF) que se incluye arriba ofrece una visión general de nuestra iniciativa de reinversión del 20%, actualmente operativa en los 34 países menos desarrollados en los que obtenemos beneficios. Llevamos a cabo nuestros programas de colaboración con Save the Children en África Occidental, con AMREF en África Oriental y del Sur, y con CARE International en Asia.