work men water

Residuos y otros impactos

Nuestro objetivo es reducir a la mitad los residuos en 2020. Estamos haciéndolo siguiendo cuatro sencillos pasos para eliminar, reutilizar, reciclar y generar energía a partir de los residuos, en ese orden de prioridad.

Desempeño en 2016

Con el objetivo de reducir a la mitad los residuos para el año 2020, estamos eliminando, reutilizando y reciclando residuos de forma activa, así como generando energía a partir de los residuos. En 2016, nuestras operaciones generaron 137.000 toneladas de residuos, un 4% menos que el año anterior y un 23% menos que el año 2010.

Seguimos buscando formas de reducir los residuos localmente en todas las instalaciones individuales para alcanzar la meta de reducir a la mitad nuestros residuos en 2020. La mayoría de los residuos (73%) fueron reciclados o incinerados para recuperar energía, siendo enviados solo el 5% al vertedero. Hoy en día, más del 70% de las fábricas y oficinas de GSK han alcanzado cero residuos en vertederos.

Residuos operacionales

Reconocemos la necesidad de continuar con la reducción de residuos conforme crece nuestro negocio. Los procesos que utilizamos para la fabricación de medicamentos son complejos y altamente regulados. Puede llevar años introducir cambios importantes que mejoren los procesos de fabricación al tiempo que se reduce la cantidad de residuos.

No podemos evitar la producción de residuos, pero reconocemos que estos residuos tienen valor. Nuestro objetivo es evitar el envío de residuos a los vertederos o a otras partes sin que aporte un beneficio positivo, y en su lugar nos hemos centrado en la búsqueda de oportunidades para generar energía mediante el reciclaje o la incineración.

Ciencia verde

Aplicamos los principios de la química verde a la producción de muchos de nuestros medicamentos para ayudar a reducir o eliminar las sustancias químicas peligrosas desde el desarrollo de fármacos y el proceso de descubrimiento. Acceda aquí a nuestro posicionamiento (PDF) en relación a la Gestión de Productos Químicos Peligrosos.

Nuestra Green Chemistry Performance Unit (CPU), establecida en 2012, investiga formas de reemplazar los productos químicos peligrosos o no sostenibles por alternativas de menor impacto. También hemos publicado una guía especializada que ayuda a nuestros científicos a comprender el impacto medioambiental de los diferentes reactivos y productos químicos utilizados para producir nuestros medicamentos, fomentando así el uso de alternativas de menor impacto.