wind turbines

Huella de carbono

Nuestro objetivo a largo plazo es conseguir que nuestra cadena de valor esté completamente exenta de emisiones de carbono para 2050. Estamos reduciendo las emisiones operativas, que desde 2010 hemos disminuido en un 18%, e interactuando con proveedores y consumidores para disminuir las emisiones derivadas de la obtención de materias primas y del uso de nuestros productos. Esto no solo significa gestionar las emisiones en la cadena de valor, sino también buscar tecnologías que nos permitan fabricar productos haciendo un uso más eficiente de los recursos.

Impacto de los productos

Desde 2011 trabajamos con Carbon Trust para medir y certificar la huella de carbono de nuestros 40 productos principales con el fin de identificar dónde podemos reducir de forma más efectiva las emisioness, desde la obtención de materias primas hasta la fabricación, el uso y la eliminación de los productos.

Impactos operativos

Estamos invirtiendo en infraestructuras, como las turbinas de viento para generar energía renovable y el uso de residuos como combustible para producir energía.

Nuestra cadena de suministro

Trabajar con nuestros proveedores para ayudarles a reducir sus emisiones de carbono es fundamental para el logro de nuestros objetivos medioambientales. Utilizamos Ecodesk, una plataforma online para recopilar datos sobre el carbono, el agua y los residuos de alrededor de 200 de nuestros mayores proveedores de materias primas, los cuales representan más de 1 millón de libras de nuestro gasto en materias primas utilizadas en los procesos de fabricación y en I+D.

En 2014 también lanzamos el GSK Supplier Innovation Exchange. A través de este foro, cerca de 100 proveedores colaboraron para compartir ideas prácticas sobre cómo mejorar la eficiencia energética y reducir el consumo de agua. Además, todos ellos han utilizado este conocimiento para hacer mejoras en sus operaciones.

Hemos cambiado la forma de fabricar inhaladores dosificadores. En nuestras fábricas de España y Francia hemos reducido la cantidad de propelente en tres marcas de inhaladores en un 75%. Esto ha reducido las emisiones de GEI asociadas con este proceso en alrededor de 40.000 toneladas de CO2E por año.

Uso de nuestros productos

El uso de nuestros productos, como los inhaladores, supone el 25% de las emisiones de carbono de nuestra cadena de suministro. En 2014 el Carbon Trust certificó la huella de carbono de tres de nuestros productos respiratorios de acuerdo con el Greenhouse Gas Accounting Sector Guidance para productos farmacéuticos y dispositivos médicos. Esto nos ha permitido ver los beneficios que aportan a la reducción de la huella de carbono los nuevos inhaladores de polvo seco frente a los antiguos inhaladores.

'Complete the Cycle'

Nuestra iniciativa Complete the Cycle anima a pacientes y consumidores a devolver sus inhaladores viejos a las farmacias, las cuales nos los envían de nuevo para ser reciclados. Esto reduce los residuos enviados al vertedero y evita que el propelente sobrante de los inhaladores sean liberados como gas de efecto invernadero, ya que se recoge cuando se reciclan los recipientes de aluminio.

Evaluación comparativa externa

Tras la rectificación en 2014, GSK sigue siendo la única compañía farmacéutica que ha logrado el Carbon Trust's Carbon Standard y el Water Standard por reducir las emisiones de carbono y el uso de agua en nuestras operaciones a nivel mundial. Por séptimo año consecutivo hemos mantenido nuestra posición en el CDP's FTSE 350 Climate Disclosure Leadership Index. GSK es una de las dos compañías farmacéuticas incuidas en el índice, en reconocimiento a la cantidad y calidad de los datos que ofrecemos sobre el cambio climático.