Colaboración en ensayos clínicos

Trabajamos con profesionales sanitarios para desarrollar nuevos medicamentos y vacunas. Estas relaciones nos ayudan a entender tanto las necesidades de los pacientes, como los beneficios y riesgos de nuestros productos.

Los profesionales sanitarios nos ayudan a identificar posibles voluntarios para los ensayos clínicos, administran la vacuna o el medicamento en investigación, y monitorizan los resultados. Por lo tanto, sus conocimientos médicos son vitales para el desarrollo de nuevos tratamientos.

La preocupación compartida por mejorar la salud de los pacientes, basada en nuestros valores de transparencia, respeto, integridad y dedicación al paciente, ocupa un lugar central en estas relaciones.

Los profesionales sanitarios con los que trabajamos en ensayos clínicos firman contratos con nosotros y se les paga por su colaboración en dichos ensayos. Este pago cubre su tiempo, más el coste de las actividades que pueden necesitar llevar a cabo en relación a la idoneidad de un paciente y la efectividad del tratamiento.

Nuestras políticas

Tenemos estrictas políticas que rigen todo nuestro trabajo realizado con los profesionales sanitarios. Estas políticas establecen que:

  • Todos los investigadores de ensayos clínicos se seleccionan atendiendo exclusivamente a su cualificación para realizar una investigación clínica de buena calidad.
  • El hecho de que prescriban o no productos GSK no se debe tener en cuenta en la selección de los investigadores de ensayos clínicos.
  • No se realiza ni se ofrece ningún pago para influir en su decisión a la hora de incluir o mantener a un paciente en un estudio clínico.
  • No se permiten regalos a los profesionales sanitarios involucrados en proyectos de investigación para GSK.
  • Todos los pagos a profesionales sanitarios se deben regir por contratos.
  • Los pagos deben ser acordes con el precio de mercado para el trabajo realizado y los servicios proporcionados.

Además, nos comprometemos a divulgar públicamente los pagos en materia de investigación que se realizan a los profesionales sanitarios y a sus instituciones por realizar una investigación clínica.