Diseases of the Developing World (DDW)

Es el primer centro español de investigación –y uno de los pocos del mundo- dedicado en exclusiva al descubrimiento de nuevos tratamientos para la malaria y la tuberculosis, dos enfermedades infecciosas que asolan a los países en vías de desarrollo y que cada año causan millones de muertes.

El DDW está estructurado en unidades de descubrimiento de fármacos, que operan de manera autosuficiente  desde las fases de ensayo o screening hasta la prueba de concepto en Fase II. Dos de estas unidades están dedicadas a malaria y tuberculosis, y una tercera a las enfermedades causadas por kinetoplástidos (Leishmaniasis, Chagas y la enfermedad del sueño), y están apoyadas por la unidad de Operaciones.

Las actividades de I+D de las tres unidades del DDW se realizan en un entorno de colaboración con otras instituciones y grupos de investigación. GSK entiende que éste es el único modelo útil para descubrir y desarrollar fármacos que alivien el sufrimiento de los pacientes en los países menos desarrollados.

Es un modelo que se basa en el esfuerzo conjunto de varios actores: las organizaciones internacionales, que reciben y gestionan las aportaciones filantrópicas; las grandes y pequeñas compañías farmacéuticas, que poseen las instalaciones y la experiencia en desarrollo de fármacos; y los grupos de investigación académicos y de otros centros públicos, que realizan una aportación imprescindible en la ciencia básica.

El DDW sigue un modelo de innovación abierta basado en tres pilares:

  • Pool de patentes, que puedan ser licenciadas gratuitamente para investigar en estas enfermedades y siempre dentro del marco de comercialización  de los países en desarrollo, accesible a través de la base de datos WIPO Re:Search
  • Open Source, por el que GSK comparte sus moléculas activas en las enfermedades de los países en desarrollo con la comunidad científica mediante publicaciones en revistas y bases de datos de acceso público.
  • Open Lab, que alberga plazas para investigadores externos en las instalaciones de GSK en Tres Cantos. Para tal fin GSK ha creado una Fundación sin ánimo de lucro, Tres Cantos Open Lab Foundation, con base en el Reino Unido y con un fondo inicial de 6,7 millones de euros, esperando que otras instituciones o compañías se sumen a este programa con sus contribuciones. La Fundación concede financiación a instituciones públicas y privadas de todo el mundo (universidades y centros públicos de investigación, compañías farmacéuticas, biotecnológicas, y otras organizaciones) para trabajar en sus proyectos propios en los laboratorios de GSK en Tres Cantos, siempre y cuando estos proyectos estén dentro del ámbito de las enfermedades de los países en desarrollo (malaria, tuberculosis y enfermedades causadas por kinetoplastidos) y GSK pueda ayudar a llevarlos a cabo.                

Malaria

La malaria es una enfermedad infecciosa de los glóbulos rojos sanguíneos causada mayoritariamente por el protozoo Plasmodium falciparum y transmitida por el mosquito Anopheles. Origina alrededor de 1 millón de muertes al año y un equivalente a 45 millones de años de vida en términos de discapacidad anual, poniendo en riesgo además a 2.400 millones de personas (40% de la población mundial).

El objetivo de la unidad de malaria es encontrar compuestos eficaces frente a la malaria no complicada, incluyendo la  resistente a los tratamientos actuales: cloroquina, sulfadoxina-pirimetamina, y artemisinina. 

Para cumplir este objetivo la unidad de malaria desarrolla nuevas herramientas de descubrimiento de fármacos para su tratamiento:

  • Modelos de interrupción de la propagación de la enfermedad para identificar fármacos activos frente a las formas sexuales del parásito o en las fases del ciclo parasitario que se desarrollan en el mosquito.
  • Modelos in vitro/in vivo que faciliten una predicción de eficacia clínica (como, por ejemplo, un modelo de infección animal que pueda ser validado en estudios clínicos tempranos).

En la investigación en malaria existe una alianza a largo plazo con la organización Medicines for Malaria Venture (MMV), radicada en Ginebra. La alianza se sustenta sobre un “miniportfolio” de proyectos que se extienden desde las etapas iniciales de screening hasta la obtención de los correspondientes candidatos a desarrollo clínico.

Tuberculosis

La tuberculosis es una infección bacteriana contagiosa causada por el bacilo Mycobacterium tuberculosis, que afecta inicialmente a los pulmones pero puede extenderse a otros órganos a través de la sangre o el sistema linfático. Origina casi 2 millones de muertes cada año y 36 millones de años de discapacidad anual. La aparición creciente de cepas multirresistentes y la asociación de esta enfermedad con el SIDA agravan la emergencia mundial. El actual tratamiento estándar de primera línea tiene una duración de 6 meses y se basa en una combinación de isoniazida, rifampicina, pirizinamida y etambutol.

El objetivo de la unidad de tuberculosis es la identificación de candidatos a desarrollo clínico con actividad frente a la tuberculosis multirresistente y persistente.

Mediante una alianza con la “Global Alliance for Tuberculosis” (GATB), la unidad de tuberculosis progresa un “miniportfolio” de proyectos que se extienden desde las etapas iniciales hasta la obtención de los correspondientes candidatos a desarrollo clínico.

Enfermedades causadas por kinetoplástidos

El objetivo de la unidad de kinetoplástidos es la identificación de nuevas moléculas activas y más seguras para el tratamiento de las enfermedades del sueño, Chagas y leishmaniasis a través de colaboraciones externas.

En 2011, GSK firmó acuerdos para la búsqueda y desarrollo de nuevos compuestos en el tratamiento de estas enfermedades con dos colaboradores principales en este área como son la Universidad de Dundee y la organización “Drugs for Neglected Diseases Initiative” (DNDi).

El screening de casi 2 millones de compuestos GSK frente a los tres parásitos, L. donovani (Leishmania visceral), T. cruzi (Chagas) y T. brucei (enfermedad del sueño) llevado a cabo en Tres Cantos permitió identificar unas 600 moléculas de alta calidad que se han compartido con la comunidad científica recientemente como puntos de partida con valor añadido para nuevos proyectos de Drug Discovery.

Programas de innovación abierta

Los principales programas gestionados o participados por el DDW son:

Tres Cantos Open Lab – Investigadores externos desarrollan sus proyectos trabajando en los laboratorios de GSK. Los proyectos están enfocados a:

  • Ensayos bioquímicos y celulares sobre dianas terapéuticas de los patógenos
  • Optimización de moléculas activas y leads
  • Herramientas y modelos para descubrir fármacos

La duración oscila entre 4 y 24 meses, y son financiados por la Tres Cantos Open Lab Foundation.

Wellcome Trust Drug Discovery Engine – En Octubre de 2012 se forjó una Alianza entre GSK y la Wellcome Trust para progresar en proyectos de optimización de leads y que provienen de diferentes fuentes: el Open Lab, Open Source o series de compuestos propias de GSK con alto valor. El objetivo es obtener dos moléculas candidatas a desarrollo clínico en cualquiera de las enfermedades de los países en desarrollo al final de los 5 años del programa.

FP7-Cooperation –Health 2010: Open Collaborative Model for Tuberculosis Lead Optimisation (ORCHID)  - Consorcio de diez grupos de investigación europeos liderados por GSK. Con una duración de 5 años, se trabaja en tres proyectos: identificación de nuevas moléculas activas frente a Mycobacterium tuberculosis, y elucidación del mecanismo de acción de tres series de compuestos con actividad en modelos de infección murinos

Innovative Medicines Initiative (IMI): (Pre-DICT TB) – Ambicioso proyecto de 5 años llevado a cabo por un consorcio formado por grupos académicos y compañías farmacéuticas y financiado por la asociación europea de la industria farmacéutica (EFPIA) y la Comisión Europea a partes iguales. El objetivo es desarrollar un modelo pre-clínico predictivo para las fases clínicas. GSK y el DDW aportan el desarrollo de modelos farmacológicos in vivo.