Enfermedades en los países en desarrollo

Cada año, millones de personas de los países más pobres del mundo mueren a causa de enfermedades infecciosas o sufren problemas de salud por no poder acceder a servicios sanitarios básicos, medicamentos esenciales o vacunas.

En GSK tenemos el compromiso de cambiar esta situación. Pero, para lograrlo, se necesita algo más que una mera mentalidad científica innovadora. Somos conscientes de que para lograr mejoras sostenibles en el acceso a los medicamentos y en la atención básica en los países en desarrollo, debemos disponer de una estrategia específica.

Nuestro enfoque gira en torno a cinco objetivos estratégicos:

Orientación de nuestras actividades de I+D

Como parte de nuestra respuesta a las dificultades que afronta el mundo en desarrollo, en 2001 establecimos nuestro centro de investigación en Tres Cantos (Madrid), para trabajar exclusivamente en combatir las enfermedades de los países en desarrollo

Esta unidad se centra principalmente en la malaria y la tuberculosis, así como en una serie de enfermedades tropicales desatendidas. En Tres Cantos, las decisiones en materia de investigación priorizan los beneficios socioeconómicos y para la salud pública, y no su rentabilidad comercial.

Adoptar una mentalidad más abierta

En nuestro trabajo sobre el tratamiento y la prevención de la malaria, la tuberculosis e infecciones causadas por kinetoplástidos (enfermedad del sueño, enfermedad de Chagas y leishmaniasis), nos hemos apoyado en internet para compartir los datos de nuestras investigaciones en nuevos posibles tratamientos. Hemos ensayado nuestra colección completa de más de dos millones de compuestos y hemos compartido la información sobre aquellos con signos de actividad.

Investigación de la malaria

En mayo de 2010, se materializó este acceso a nuestros compuestos con la publicación en la revista Nature de más de 13.500 moléculas con actividad anti-malárica in vitro, prometedoras para estimular la investigación para el descubrimiento de fármacos frente a la malaria.

Las estructuras químicas y los datos de ensayos asociados a estos compuestos se almacenan ahora en las principales páginas web científicas públicas, incluyendo el Instituto Europeo de Bioinformática, la Biblioteca Nacional de Medicina y el Collaborative Drug Discovery.

A través de este enfoque abierto, hemos compartido nuestros datos de lucha contra la malaria con 14 instituciones de investigación de todo el mundo, lo que se ha traducido en una serie de nuevos proyectos.

Uno de los requisitos previos para conceder acceso a los datos es que los investigadores acepten permitir que sus hallazgos sean del dominio público, fomentando así otras posibles investigaciones colaborativas sobre esta difícil enfermedad en el seno de la comunidad científica.

El grupo Medicines for Malaria Ventures (MMV), que financió parcialmente nuestras pruebas iniciales sobre la malaria, también ha sido fundamental para coordinar este enfoque abierto.

La MMV ha creado lo que denomina un «set de cajas contra la malaria», que contiene los compuestos donados por nosotros y por otros grupos de investigación, incluidos el St. Jude Children's Research Hospital y Novartis. La ‘caja’ contra la malaria se ha enviado a más de 100 grupos de todo el mundo.

Varios laboratorios participan también en un nuevo y emocionante proyecto abierto de descubrimiento de fármacos para la malaria —el primero de su categoría— utilizando una nueva idea denominada «Open Notebook Science».

Se trata de hacer que las notas del investigador estén disponibles públicamente online, junto con toda la información bruta, datos procesados y cualquier otro material relacionado, tal como se han registrado.

Esta nueva práctica, liderada por el laboratorio Todd de la Universidad de Sídney junto a la MMV y el centro de GSK en Tres Cantos, pretende agilizar los procesos de colaboración.

Investigación sobre tuberculosis (TB)

En octubre de 2012, anunciamos que adoptaríamos el mismo enfoque abierto para la investigación de la tuberculosis, publicando cerca de 200 moléculas activas in vitro.

Investigación de kinetoplástidos

Se calcula que los kinetoplástidos infectan a 20 millones de personas en los países en desarrollo, lo que provoca aproximadamente 95.000 muertes anuales.

Sin embargo, a pesar del enorme sufrimiento que provocan, estas enfermedades han recibido históricamente una atención limitada y no hay tratamientos eficaces. Para fomentar la investigación en esta área, entre 2012 y 2014 llevamos a cabo ensayos de nuestra colección de compuestos químicos frente a kinetoplástidos similar a los realizados anteriormente para la malaria y la tuberculosis.

En marzo de 2015, los resultados de este proceso se publicaron en una la revista Scientific Reports y hemos puesto a disposición de todos los investigadores las 600 moléculas activas in vitro identificadas a fin de alentar la investigación en este ámbito.

Colaborar con otras organizaciones

En 2010, decidimos abrir las instalaciones de Tres Cantos para que los investigadores de GSK pudiesen trabajar de un modo más colaborativo con científicos de universidades, organizaciones sin ánimo de lucro y otros centros de investigación.

A la hora de establecer colaboraciones de investigación, buscamos organizaciones cuyos principios estén en consonancia con los nuestros. El trabajo colaborativo nos permite compartir nuestros conocimientos especializados, así como los costes económicos del trabajo conjunto.

Una de nuestras relaciones de colaboración más duraderas es la establecida con la MMV (Medicines for Malaria Venture), sita en Ginebra. El objetivo de la MMV es erradicar la malaria, una enfermedad que provoca la muerte de hasta dos millones de personas cada año en el mundo.

La mayoría de sus víctimas son niños menores de cinco años y mujeres embarazadas que viven en países tropicales con economías pobres.

Otro de nuestros organismos colaboradores es la TB Alliance. La tuberculosis es la segunda enfermedad —solo precedida por el VIH— en número de muertes anuales en todo el mundo, siendo responsable de la muerte de una persona cada 20 segundos. La Organización Mundial de la Salud estima que 2.000 millones de personas son portadoras de esta bacteria.

Al abrir nuestro centro de investigación de Tres Cantos a un mayor número de investigadores y seguir fomentando el programa de «innovación abierta», pretendemos generar una cantidad crucial de conocimientos sobre las enfermedades desatendidas.

Esperamos que este conocimiento culmine en el descubrimiento y desarrollo de nuevos fármacos creando un modelo innovador que verdaderamente lidere el panorama mundial en materia de investigación colaborativa.

Tres Cantos Open Lab Foundation

En 2010 decidimos abrir las instalaciones de Tres Cantos para que los investigadores de GSK pudiesen trabajar de un modo más colaborativo con científicos de universidades, organizaciones sin ánimo de lucro y otros centros de investigación.

Con el fin de proporcionar apoyo a los científicos externos que acudan a trabajar a nuestras instalaciones, en enero de 2010 donamos 5 millones de libras para la creación de una organización sin ánimo de lucro independiente, la Tres Cantos Open Lab Foundation.

En 2012 duplicamos esta financiación hasta alcanzar los 10 millones de libras, con la esperanza de que, con estas y otras donaciones, el laboratorio abierto u ‘Open Lab’ pudiera mantener un flujo sostenible de 10 proyectos de descubrimiento de fármacos en fase temprana en los próximos años.

Todos los proyectos que cuentan con el apoyo de la Tres Cantos Open Lab Foundation deben contribuir a investigaciones que ayuden a descubrir nuevos fármacos para enfermedades propias de los países en desarrollo.

De este modo, pretendemos ayudar a resolver los problemas de financiación que, durante mucho tiempo, han impedido que se dedique una atención significativa a enfermedades especialmente características de los países menos desarrollados.

Desde la creación del ‘Open Lab’, 64 científicos de 40 instituciones de investigación internacionales han venido a trabajar en un total de 54 proyectos.

Algunos ejemplos de instituciones participantes son el Weill Cornell Medical College of New York (US), Harvard School of Public Health (US), London School of Hygiene and Tropical Medicine (UK), Institut de la Transfusion Sanguine (France), Institut Pasteur Korea (South Korea), University of British Columbia (Canada), Caucaseco Research Centre (Colombia) and Mahidol University (Thailand).

Más información sobre los proyectos de nuestras instalaciones de Tres Cantos.

Seguir estrategias de precios flexibles

Hemos incorporado estrategias de fijación de precios flexibles para garantizar que nuestros fármacos y vacunas puedan llegar al mayor número posible de personas que los necesiten. Por ejemplo, hemos acordado que el precio de nuestros fármacos patentados nunca excederá, en los países más pobres, el 25 por ciento del precio fijado para los países desarrollados. La “Access to Medicines Foundation” ha situado a GSK en el puesto nº 1 de su Índice de Acceso a los Medicamentos que se elabora desde 2008.

Replantearnos cómo recuperar nuestra inversión

Un desarrollo como nuestra vacuna candidata frente a la malaria, la RTS,S, no tendría un mercado equiparable en los países desarrollados que permitiese compensar sus costes de I+D. Si se demostrase su eficacia, aportaría enormes beneficios sanitarios, pero solo en países tropicales con economías débiles.

Por lo tanto, nos hemos comprometido a asumir un bajo índice de rentabilidad en este producto (de aproximadamente el cinco por ciento). Estos beneficios se reinvertirán en su totalidad en el desarrollo de vacunas contra la malaria de próxima generación u otros tratamientos para enfermedades propias de los países en desarrollo.

WIPO Re:Search

Como parte de nuestro compromiso de combatir los problemas sanitarios mundiales, somos socios fundadores de la iniciativa WIPO Re:Search, una nueva plataforma de innovación abierta que pretende acelerar el desarrollo de nuevos y mejores tratamientos frente a enfermedades tropicales desatendidas, como el dengue, la rabia y la enfermedad de Chagas, así como la malaria y la tuberculosis.

WIPO Re:Search es una iniciativa de colaboración de organizaciones de sectores público y privado patrocinada por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO) en colaboración con BIO Ventures for Global Health (BVGH).

Esta colaboración se basa en el “Pool for Open Innovation against Neglected Tropical Diseases”, creada en febrero de 2009 con patentes de GSK y Alnylam Pharmaceuticals. Esta reserva de propiedad intelectual (PI) fue la primera iniciativa dirigida a garantizar que la PI no actuase como obstáculo para la investigación de las enfermedades tropicales desatendidas.

Para más información al respecto, consulte el sitio web de WIPO Re:Search.

Más información sobre nuestras iniciativas para combatir enfermedades en los países en desarrollo.