Destapando la EPOC: mitos y falsos tópicos de la enfermedad

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad progresiva que causa una obstrucción o impedimento del paso adecuado del aire por las vías respiratorias.

Según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS) se trata de “una expresión genérica que designa las dolencias que dañan los pulmones y provocan sensación de asfixia en el enfermo”. Para los pacientes, es una lucha continua por poder respirar sin dificultad que se puede combatir con modos de vida más sanos y con el acceso a una atención sanitaria de calidad.

La OMS estima que, en 2030, será la tercera causa de muerte, por detrás del cáncer de pulmón y la diabetes, convirtiéndose en una de las enfermedades más discapacitantes. Actualmente, la EPOC afecta a alrededor de 384 millones de personas en el mundo y 3 de cada 4 personas con EPOC moderada tienen dificultades para llevar a cabo sus tareas cotidianas. Los profesionales sanitarios advierten que el diagnóstico precoz de esta enfermedad continúa siendo una de las asignaturas pendientes. Así pues, se trata de uno de los aspectos en los que más esfuerzos se invierten actualmente.

Durante los últimos años se han producido grandes progresos terapéuticos. Desde 2013, GSK ha lanzado 3 nuevos fármacos para hacer frente a esta enfermedad y continúa investigando en futuros tratamientos.

El Dr. Carlos Álvarez, neumólogo en el Hospital Ruber Juan Bravo de Madrid y presidente del Comité Científico de Neumomadrid, señala que, gracias a avances como estos, la EPOC ya está considerada como una patología de primera línea para la comunidad científica: “Esto implica que ahora tenemos un mejor conocimiento de la enfermedad, sabemos cómo caracterizar a los pacientes y sabemos cómo identificar los fenotipos. Todo ello permite una medicina personalizada de precisión orientada específicamente a cada paciente en concreto”.

Aunque la EPOC es una enfermedad pulmonar común, todavía existen concepciones erróneas en torno a ella. Por ello, GSK ha elaborado un decálogo con los mitos y realidades asociadas a esta patología. Entender la EPOC y las medidas que se pueden tomar para controlarla mejor, pueden ayudar a aumentar el bienestar general del paciente. Te lo explicamos:

Tags relacionados

Volver arriba